Tipos de bruxismo

QUÉ ES EL BRUXISMO

Qué es el bruxismoEl bruxismo, o lo que comúnmente se conoce por rechinar los dientes, es el hábito inconsciente e involuntario de apretar o rechinar las estructuras dentales sin ningún propósito funcional; o, expresado en un lenguaje más técnico, una disfunción de la articulación temporomandibular (ATM) que se caracteriza por la alteración de los músculos mandibulares y de las estructuras adyacentes, que daña a la articulación y a la musculatura de la masticación que une la mandíbula con el hueso temporal.

Algunos de los motivos por los que puede manifestarse esta patología son el estrés, la tensión, la maloclusión o la irritabilidad muscular.

El bruxismo se puede producir lo mismo durante el día que durante la noche y se calcula que afecta a entre un 10% y un 20% de la población. El bruxismo diurno se relaciona con estímulos externos de tipo psicosocial o ambiental, mientras que el nocturno es un trastorno muscular que provoca movimientos mandibulares y el rechinamiento de los dientes durante las horas de sueño a través de un ritmo involuntario.

Esta patología afecta por igual a adultos y a niños, con independencia del sexo, aunque la edad más frecuente de inicio es entre los 17 y los 20 años y la remisión espontánea se suele producir pasados los 40 años de edad en los casos de bruxismo crónico, aunque puede desaparecer por sí solo en cualquier momento de la vida.

TIPOS DE BRUXISMO

Tipos de bruxismoSegún la forma de rechinar, existen dos tipos de bruxismo:

  1. Bruxismo céntrico, o de apretamiento: daña el cuello de los dientes, provocando desgastes cervicales. Por su posición en la mandíbula, los premolares suelen ser las piezas dañadas. Se acompaña de cefaleas de tipo tensional.
  2. Bruxismo excéntrico, o de frotamiento: daña el borde incisal y oclusal de los dientes, generando atriciones en distinto grado. Los movimientos excesivos de la mandíbula siguen un patrón definido que se relaciona con el desgaste en las piezas. Afecta en mayor medida a los incisivos.

Ambos tipos se pueden dar simultáneamente en un mismo paciente.

SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO DEL BRUXISMO

Los síntomas más frecuentes del bruxismo son dolores de cabeza y de cuello constantes, molestias en los músculos faciales y desgaste dental.

Tratamiento para bruxismoLa presión ejercida sobre los dientes a consecuencia del bruxismo puede provocar la prescripción de un tratamiento de ortodoncia con el objetivo de corregir aquellas piezas que se hayan visto desplazadas.

El principal objetivo del tratamiento del bruxismo es disminuir el dolor y evitar que se pueda producir cualquier tipo de daño dental que sea irreversible. El bruxismo se puede tratar mediante:

  • Fármacos antiinflamatorios: como los analgésicos o los antiinflamatorios, que ayudan a disminuir la inflamación y las molestias propias de esta patología.
  • Férula de descarga: se trata de una férula rígida de resina que ayuda a mantener la mandíbula mucho más relajada, protegiendo a los dientes del desgaste producido. Normalmente se utiliza durante la etapa del sueño, pero también se recomienda utilizarla durante el día, si es preciso.
  • Medidas dietéticas y posturales: llevar una dieta saludable, así como practicar ejercicios de corrección postural, son medidas que ayudan a tratar el bruxismo.

Asimismo, es muy aconsejable que sigas estos consejos:

  • Procura reducir el estrés y la ansiedad mediante la aplicación de técnicas de relajación.
  • Recupera el equilibrio muscular y articular del cuello realizando ejercicios de estiramiento previamente pautados por un fisioterapeuta.
  • Genera unos buenos hábitos de sueño para poder combatir el insomnio.
  • Hidrátate de forma adecuada.
  • Aplica calor húmedo sobre las zonas donde sientas dolor.

Es fundamental saber cómo tratar el bruxismo a fin de mejorar la calidad de vida del paciente y evitar problemas mayores. La evolución de esta enfermedad puede complicarse con el tiempo si no se trata adecuadamente, por lo que deberías acudir a tu clínica dental de confianza al notar los primeros signos.

Si padeces alguno de los síntomas del bruxismo y necesitas tratamiento, te recomendamos visitar nuestra clínica dental en Vigo para realizarte un diagnóstico personalizado ¡Déjanos ayudarte!